lunes, 24 de diciembre de 2012

Historia de Barbour Parte I


El nombre de la marca "Barbour" nace con su creador John Barbour, quien nació en 1849 en Galloway, al sureste de Escocia . 

A los veinte años dejó la granja donde creció en busca de fortuna y se estableció en el noroeste de  Inglaterra, donde comenzó a trabajar como representante de tejidos. Un año después, y en vista de la prosperidad del negocio, se casó con su amiga de la infancia Margaret  Haining, con la que tuvo diez hijos y el valor para fundar, algunos años después, J. Barbour & Sons, una  empresa que ha alcanzado la fama en todo el mundo. 

Posteriormente, en 1894, se transfirió al floreciente puerto de South Shields, concretamente al número 5  de la centralísima Market Place, donde empezó a producir telas enceradas para la comunicad de  marineros, pescadores y portuarios que necesitaban protegerse de las gélidas temperaturas del mar del  Norte. 

Al cabo de pocos años, la empresa se convirtió en la productora de telas enceradas más importante de la  costa noroeste, fabricando prendas de abrigo no sólo para “los hombres de mar” sino también para  aquellos que vivían en el campo, y en general para todo aquel que trabajaba al aire libre. Así, a principios del siglo XX la tela encerada “Beacon” (la primera marca de Barbour), funcional y  resistente empezó a cobrar popularidad en toda Gran Bretaña.

Para generaciones de tejedores, cortadores y sastres, la calidad ha sido desde el principio uno de los  elementos fundamentales de todas las prendas Barbour.  Pronto comenzaron a llegar pedidos procedentes del otro lado del océano, principalmente de las colonias  inglesas, donde los “hijos del Imperio” vivían en todo tipo de clima imaginable, desde los trópicos hasta  tierras árticas.


http://www.barbour.com/country-select













No hay comentarios:

Publicar un comentario